Elecciones

Un ontócrata no tiene nada que decir de los “candidatos”

¿Que le importa si tiene carisma y se maneja bien o mal?. ¿Que le importa lo que prometa un señor?, que pasa ¿es un Dios?. No lo suelen ser, mas bien gente con poca formación humana, un vendedor de biblias.
Para hacer un puente se piden ingenieros, para hacer una sociedad no hace falta saber leer.???????????. No se necesitan unos mínimos. Se habla de Democracia sin leer como mínimo la Etica y la Política (Aristoteles) de los inventores del sistema. Y así va. Los Palurdos Políticos se visten de Políticos Profesionales y los políticos auténticos (los ciudadanos) de clientes.

Hay candidatos para los cuales la Memoria Histórica es un “rollo”. Cuando un pueblo no quiere recordar, sus recuerdos se convierten en monstruos que destruyen el futuro; y es lo que pasa con el Franquísmo. Sin memoria ni moral solo queda lo animal.

Un ontócrata no tiene nada que decir de los programas.

En todos estos años del Continuismo apenas se ha cumplido un 1%. El colmo de la vergüenza es un Gobierno que dice: Si soy elegido hago tal ley. Ya estas en el gobierno HP, ¿que carajo prometes?.

También hay candidatos que ofrecen los mismos slogans pero adaptados a los tiempos: “Unidad de Destino Universal”, “Reserva espiritual de Occidente”, “Que estudien ellos (y los que han estudiado que se vayan a Europa)”, “Santiago y CIERRA España”,…..

Otros valen para todo, todito, todo. Ejemplo: “A favor“. Estar a favor de ¿¿que??. Así, llanamente, significa estar de acuerdo con lo que hay, es decir: Corrupción, leyes inmorales e ilegales, saqueo del Estado, trabajo para esclavos, destrucción de lo común (sanidad, cultura, justicia), integrismo religioso, amnistías para delincuentes amigos (los gobiernos indultan a miles en cada legislatura), aforamientos, … y lo venden porque estar a favor es “favorecernos a nosotros mismos, nosotros los españoles auténticos”.

Un ontócrata solo quiere que le ofrezcan las leyes que regulan su sociedad y que tienen que votar TODOS.

….. Y un ontocráta vomita sobre la ley D´Hondt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *